Historia de Valladolid

by Super User
Visto: 151

El rey Alfonso VI, en 1074, donó la Plaza Mayor al Conde Pedro Ansúrez, el cual impulsó su desarrollo en base a los privilegios y franquicias concedidos por los reyes de León y de Castilla. El Conde Ansúrez hizo construir la Iglesia de la Antigua, uno de los símbolos de Valladolid.

En 1208 fue incorporada a la corte de Alfonso VIII y se convirtió en el centro cultural de Castilla experimentando un rápido crecimiento, favorecido, en este caso, por los privilegios comerciales otorgados por los reyes Fernando III y Alfonso X, de éste recibió el fuero real, y por el gran impulso que le dió la reina y regente Maria de Molina.

En 1346 se creó la Universidad de Valladolid, una de las primeras de España, gracias a la bula otorgada por el Papa Clemente VI.

En 1390 la Audiencia de Castilla se instaló en Valladolid. En 1412 se decretó la segregación de los judíos y se creó un barrio para ellos, el “barrio nuevo” hoy desaparecido, que se ubicaba en el corazón del Valladolid actual.

El 19 de octubre de 1469 los Reyes Católicos celebraron su matrimonio secreto en el Palacio de los Vivero.

En 1489 se estableció en Valladolid el Tribunal de Chancillería y en 1500 la Inquisición, dando lugar a la celebración de famosos autos de Fe en su Plaza Mayor.

En 1506 murió en Valladolid Cristóbal Colón.

En 1561 tras un incendio que acabó con practicamente toda la ciudad. Felipe II se comprometió a reconstruirla y la dotó de la primera plaza mayor regular de España.

En 1604 se publicó en Valladolid la primera edición del Quijote.

En 1606 se trasladó la capital a Madrid. La pérdida de la Corte supusó un gran cambio para la ciudad iniciándose una época de decadencia, de la que no se recuperaría hasta mediados del siglo XIX, sólo mitigada a partir de 1760 con la implantación de talleres textiles preludio de la posterior industrialización.

En 1808 fue ocupada por los franceses que la eligieron para albergar sus tropas a su llegada a España. La ciudad fue liberada por el ejército mandado por Wellington en julio de 1812.